¿Qué te sucede cuando estas en Resonancia con el Universo?

¿Qué hace que entres en resonancia con el Universo?
Resonancia Schumann



Cuando una fuerza se aplica repetidamente a un sistema con la frecuencia natural del mismo, el resultado es la aparición de oscilaciones de gran amplitud, este fenómeno se llama “resonancia”. Resonancia en latín significa “eco”.

El físico alemán. Winfried Otto Schumann (1988-1974), confirmó en 1952 que la Tierra está rodeada de un campo electromagnético poderoso que se forma entre el suelo y la parte inferior de la ionosfera, situada a unos 100 km por encima de nosotros. Ese campo electromagnético posee una frecuencia de oscilación o resonancia (de ahí el nombre de Resonancia Schumann) más o menos constante del orden de 7,83 pulsaciones por segundo.

Antiguamente a las pulsaciones por segundo se las llamaba ciclos por segundo y a partir del año 1960 se las llamó Hertz, por la Conferencia General de Pesos y Medidas. En honor al físico alemán Heinrich Rudolf Hertz (1857-1894), que descubrió la propagación de las ondas electromagnéticas.

El campo electromagnético confirmado por Schumann funciona como si fuera un marcapasos, responsable del equilibrio de la biósfera, condición común de todas las formas de vida.

También se ha comprobado que todos los vertebrados y nuestro cerebro están dotados de esa misma frecuencia de 7,83 hertzios.



La variación de esta frecuencia puede alterar el comportamiento de los seres vivos en la tierra. Así como también puede alterar el medio ambiente y su temperatura.

Desde el año 1990 la frecuencia se elevó de 7,83 a 11 y a 13 hertzios. Y de manera coincidente se hicieron sentir desequilibrios ecológicos: perturbaciones climáticas, mayor actividad de los volcanes, crecimiento de tensiones y conflictos en el mundo y aumento general de comportamientos desviantes en las personas, entre otros. La percepción de que todo está pasando demasiado rápido no es ilusoria, tiene una base real en este trastorno de la resonancia Schumann.



Mediante una regla de tres inversa, Schumann dijo: “Si 8 Hz correspondían a una rotación de la Tierra de 24 horas, entonces 12 Hz correspondían a una rotación de la Tierra de 16 horas” con lo que determinó que el planeta Tierra estaba girando más rápido.

El súper organismo vivo que es nuestra Madre Tierra está buscando formas de recuperar su equilibrio natural. Y lo conseguirá. Al Ser Humano le corresponde sintonizar con el biorritmo de la tierra, pues según una tesis, recurrente entre grandes cosmólogos y geólogos, la Tierra es, efectivamente, un súper organismo vivo, Tierra y Humanidad formamos una única entidad. Y por serlo, poseemos la misma naturaleza bio eléctrica y estamos envueltos por las mismas ondas resonantes Schumann.

Migrañas, dolores de cabeza, cansancio, sensaciones eléctricas en los miembros y la columna vertebral, calambres en el sistema muscular, síntomas parecidos a la gripe, sueños intensos son los cambios que están sucediendo ahora.

Según estudios acerca de los cambios de comportamiento humano con los cambios de frecuencia, la frecuencia de 10 hertzios provoca cansancio, pereza, temores y miedos en el ser humano. Quizás por ello las personas no desean arriesgarse poniendo un negocio para tener éxito.

Y cuando se llegan a las frecuencias de 12 hertzios provocan además en el ser humano: ira, cólera, envidia. Por lo que debido a estos estudios podemos comprender los robos, los asesinatos y demás sucesos que aquejan el mundo de hoy.

Pero la naturaleza se encargó de que el ser humano pueda obtener de ella misma la frecuencia de 7,83 hertzios que lo hace apacible, alegre, feliz, sin cóleras, ni iras, sin temores, y actitudes positivas.



Si alguna vez te sentiste apacible o casi en trance, cuando estás cerca de una fogata, es debido a que el estallido de las cenizas producen 7.8 hertzios. Es increíble cómo funciona la naturaleza.



Pero eso no es todo, lo mismo sucede cuando te sientas a ver el mar. Pues cuando revientan las olas, el estallido de las miles de burbujas producen 7.9 hertzios, muy cerca a los 7.8 hertzios.



Y hay otra cosa más que también se acerca a los 7.83 hertzios y son el rozamiento de las hojas de los árboles, que al alcanzar los 7.6 hertzios, nos arrullan cuando estamos bajo un árbol haciendo que muchas veces nos hayamos quedado dormidos bajo uno.



Así que recuerden esto siempre. Una fogata, las olas del mar y las hojas de los árboles, nos devuelven a la frecuencia de resonancia de la tierra y nos devuelven esa calma y esa felicidad que perdemos con el estrés de nuestra cotidiana vida.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

NASA encuentra 10 planetas similares a la Tierra

Bienvenido a esta dimensión de Mixterios